FUENTE:
DIRECTIVOS POR EL MUNDO

Ana Martinez Moneo | TDN

Rusia es el país más extenso del mundo. Una superficie que duplica la extensión de países como Estados Unidos o China (una cuarta parte corresponde al continente europeo y el resto al asiático). Es también uno de los más poblados: 146,3 millones de habitantes con una densidad demográfica muy baja (sólo 8,3 hab/km2), concentrándose tres cuartas partes de la población en núcleos urbanos, principalmente en Moscú (12 millones de habitantes) y San Petersburgo (4,8 millones). 

Es la segunda potencia mundial productora de petróleo y gas. No obstante, debido a la caída de los precios internacionales desde 2014, sumado a las sanciones internacionales por conflictos políticos, como la anexión de Crimea entre otros, su economía se ha visto seriamente afectada. Su PIB cayó un 0,2% en 2016, aunque mejoró considerablemente respecto a 2015 (-2,8%). El FMI pronostica un crecimiento del 1,8% este año y un 1,6% en 2018. 

Joaquín Jiménez, director ejecutivo de Tamboskaia Indeika, el proyecto liderado por Grupo Fuertes en Rusia, nos adentra en este vasto territorio y nos muestra su diversidad y la auténtica realidad de la Rusia rural. Un país complejo tanto en lo económico, lo social y lo político y que, aun así, ofrece grandes oportunidades.

joaquin-jimenez

Joaquín Jimenez (Granada, 44 años),es la persona elegida por Grupo Fuertes para liderar el proyecto Tamboskaia Indeika, la joint venture creada entre la compañía española y el grupo ruso Cherkizovo para poner en marcha uno de los mayores productores de pavo de Rusia. Llegó hace 5 años, cuando el proyecto se estaba gestando, primero como el máximo representante del grupo para garantizar la construcción bajo los máximos estándares de calidad y, en la actualidad, como el director ejecutivo de la compañía. En los 6 meses que lleva en funcionamiento, la empresa ha conseguido ya el 13% de cuota de mercado en volumen.

Joaquín Jiménez lleva 10 años trabajando fuera de España. Después de cursar en Italia un Erasmus, trabajó en Hamburgo en un proyecto de investigación para la búsqueda de recursos en el Mar de Alborán, en el Mediterráneo. Volvió a España, concretamente a Almuñécar (Granada), para incorporarse a una importante empresa constructora, primero como geotécnico, calculando las cimentaciones de los puentes, y posteriormente más involucrado en temas de ingeniería de túneles. Más tarde creó su propia empresa de geotecnia. 

Pero el destino le tenía preparado un giro inesperado:
conoció a Olga, la que hoy es su mujer. Es letona y estaba en Granada con una beca Da Vinci para hacer prácticas en una empresa. Allí vivieron dos años hasta que le surgió una gran oportunidad en Letonia: construir una cementera para la empresa mexicana Cemex, para la que trabajó 4 años. Después trabajó en otros proyectos ligados al sector ganadero y alimentario hasta que en noviembre de 2012 comienza su relación profesional con Procavi, la empresa de producción integral de carne de pavo del Grupo Fuertes.

interior-rusia

La red de oleoductos y gasoductos de la Federación Rusa tiene una longitud de 50.000 Km. y 158.000 Km. respectivamente, constituyendo la más grande del mundo. Según datos del Icex, las previsiones indican que la red crecerá en 10.000 Km. en los próximos 7 años. También señala que el sistema necesita urgentemente grandes inversiones, ya que la mitad de las instalaciones tienen más de 30 años de antigüedad.

RUSIA EN CIFRAS

  • Superficie: 17,1 millones de km2.
  • Población: 146,3 millones de habitantes.
  • PIB 2016: 1,283 billones de dólares.
  • Crecimiento del PIB: -0,2%
  • Inflación: 5,4% (2016) versus 12,9 % (2015).
  • Tasa de desempleo: 5,8%
  • Sector clave: el petrolero y gas contribuyen al 20% del PIB y al 50% de los ingresos públicos. La agricultura solo representa el 4,6%.
  • Las exportaciones de petróleo, gas y otros minerales representa el 68,7% de las exportaciones totales de mercancías.
  • Exportaciones españolas: 1.602 millones de euros.

EL AMBICIOSO PROYECTO DE GRUPO FUERTES EN RUSIA 

Tamboskaia Indeika nace fruto de una joint venture entre Grupo Fuertes y Cherkizovo, la mayor empresa cárnica rusa, para construir una empresa productora de carne de pavo. Se llama Tamboskaia por la región (Tambov), e Indeika es “pavo” en ruso. Significa “el pavo de Tambov”. Un ambicioso proyecto en el que, tal y como explica Jiménez, cada una de las partes aporta su saber hacer y experiencia: la empresa rusa, su conocimiento del país, de los bancos, de la distribución y la comercialización; y Grupo Fuertes, toda la tecnología y sistema de producción. 

Joaquín Jiménez se incorpora al proyecto como el máximo responsable de la empresa española en Rusia. Su misión era muy concreta: ser el garante del know how y controlar que la empresa sea igual de eficiente que en España. 

El proyecto abarca todo el ciclo integral de producción: una incubadora para cerca de 6 millones de huevos, 4 núcleos de cría, 9 núcleos de cebo, una fábrica de piensos y la fábrica de procesado de carne fresca y elaborada. Un gran complejo industrial construido sobre unos terrenos con una superficie aproximada de 10.000 hectáreas en las provincias de Pervomaisky de la región de Tambov,
que lo convierten en uno de los más grandes de Europa. 

La puesta en marcha del proyecto ha supuesto una inversión total de 130 millones de euros y el objetivo, según el directivo, es convertirse en líder en la producción de pavos en Rusia con un volumen de producción de 40.000 toneladas de carne al año (se sacrifican 97.000 pavos a la semana). No obstante, comenta que la fábrica está diseñada para duplicar la producción de carne hasta llegar a las 80.000 toneladas anuales. La clave de esta empresa radica –en opinión de Jiménez- en que se ha introducido en Rusia una estirpe de pavo que no existía: los pavos pequeños de 15 kilos (los normales que se crían allí pesan 22 kilos). 

Después de 6 meses Tamboskaia Indeika ocupa ya la segunda posición en el mercado ruso de carne con una cuota de mercado del 13%, según el estudio de la consultora Global Reach Consulting, siendo los principales mercados Moscú y San Petersburgo, así como Oriente Medio y Asia. 

“Nuestro reto principal es poner en el mercado la carne de pavo con más calidad de toda Rusia”, dice Jiménez. En este sentido, explica con orgullo que hace unas semanas la empresa apareció en el primer lugar del ranking
de calidad que elabora el Estado, que perita a todas las empresas de Rusia. 

Según el directivo, este año la facturación alcanzará los 70 millones de euros y se espera que cuando la fábrica esté a pleno rendimiento rondará los 100 millones de euros al año. 

UN VIAJE POR RUSIA 

Rusia es el país más grande del mundo y las diferencias entre regiones son notorias. Comparte frontera con 16 países. Es además un país estructuralmente complejo. Está formado por 83 sujetos federales: 47 óblast (o regiones), 21 repúblicas, 9 krais (también regiones), 4 distritos autónomos y 2 ciudades federales (Moscú y San Petersburgo). “Quien viaja a Rusia y sólo visita Moscú, no conoce conoce Rusia”, comenta Jiménez. En su opinión, para conocer el país hay que ir al interior. “Simplemente alejándote 100 kilómetros de Moscú ya estás en la Rusia profunda”. Explica que mientras que Moscú o San Petersburgo son ciudades muy europeas y cosmopolitas, hay otras muchas en las que ni siquiera hay aceras, con pueblos que “literalmente” se caen a pedazos. Para Jiménez, los rusos siguen teniendo reminiscencias de la época soviética y, al no tener ningún sentido de la propiedad, tampoco lo tienen
de la estética urbana. Considera que siendo una gran potencia petrolera y de gas como es, las inversiones en infraestructuras fuera de las 2 capitales federales –Moscú y San Petersburgo- son escasas. Por ejemplo, cuenta que desde Moscú hacia cualquier dirección sólo hay 100 kilómetros de autovía, excepto una autovía completa que va desde Moscú a Rostov, pasando por Lípetsk. Y se sorprende que desde Moscú a San Petersburgo no haya ninguna, aunque sí destaca que el país está completamente comunicado por vía férrea. De hecho, dice que reciben los vagones de cereales directamente en las instalaciones. 

La fábrica de Tamboskaia Indeika (Grupo Fuertes) está ubicada en la región de Tambov, situada a orillas del río Tsna, a 480 km de Moscú. La ciudad tiene una población de algo más de 280.000 habitantes. Es una zona “muy deprimida”, dice Jiménez, donde la principal actividad es la Administración Pública. Para el directivo, el impacto social y económico del proyecto en la zona ha sido muy significativo, ya que ha supuesto la creación de más de 1.000 puestos de trabajo directos y 5.000 indirectos en la región. Explica que los sueldos en esa zona son muy bajos –12.000 rublos de media (unos 200 euros)-, por lo que una de las medidas que mejor aceptación ha tenido el proyecto es que los salarios que ofrece la compañía son el doble (entre 315 y 400 euros). 

La descripción que hace de la región nos transporta a la Rusia real. Hay algunos supermercados, pocos restaurantes y bares y servicios mínimos, como hospitales, pero sin mucha infraestructura industrial y, por tanto, hay mucho desempleo. Una de las pocas fábricas de la zona es una que se dedicaba a producir camiones de la época soviética y que hoy en día sigue haciendo camiones y tanques. Esta situación ha hecho –en su opinión- que la gente no esté acostumbrada a trabajar, porque viven con lo mínimo necesario: principalmente se autoabastecen y todas las casas tienen sus gallinas, sus pequeñas granjas y sus huertos. Y a su entender, es un problema. Explica que lo más complicado de gestionar ha sido el
personal y hacerles entrar en la dinámica del trabajo de producción. 

La primera ciudad en la que vivió Joaquín Jiménez mientras se estaba construyendo la empresa y las instalaciones fue Moscú, una ciudad que describe como “impresionante” por su estructura y edificaciones, pero “muy complicada, caótica y cara” para vivir, por lo que la mayoría de los moscovitas vive a las afueras. No obstante, explica que si se conoce bien se puede comer un business lunch por 8 euros. 

Estuvo allí 2 años. Ahora tiene su “casa” en Lípetsk, a 120 kilómetros de su trabajo. El motivo: la cercanía al proyecto y que es una ciudad más grande -más de 500.000 habitantes-, está más desarrollada, tiene más actividad comercial e industrial y cuenta con mejores servicios y, sobre todo incide en que está mejor comunicada con Moscú y Riga (Letonia), que es donde viven su mujer y su hija Lilia, de poco más de un año. La decisión de que su familia continuase viviendo en Riga no fue fácil, pero al final explica que pesó más el bienestar que aporta un país europeo. Joaquín viaja constantemente y va a casa cada dos fines de semana. Vivir en Rusia es convivir con el frío. El directivo comenta que el clima en Tambov y Lípetsk
es muy frío por ubicarse en el centro de Rusia. Las temperaturas oscilan entre los -25ºC en invierno hasta alcanzar los 35ºC en verano. “Al frío te acostumbras, si vas bien abrigado”, explica con gracia granadina. 

LOS NEGOCIOS EN RUSIA 

“Entrar en Rusia no es fácil”, afirma Joaquín Jiménez. En su opinión, es un país donde la burocracia ralentiza enormemente los proyectos, por lo que hay que conocer muy bien cómo funciona la Administración Pública. Por ello, insiste en que la clave es entrar de la mano de un socio local es la clave. Y es precisamente lo que ha hecho Grupo Fuertes aliándose con Grupo Cherkizovo, lo que –en su opinión- les ha allanado mucho el camino. El directivo sostiene que es un país con mucho recorrido, donde no hay tradición de competencia porque no ha habido muchas empresas. Resalta que tampoco ha existido el control de costes porque las empresas “no han buscado eficiencia ni calidad, sino sólo volumen. Y Tamboskaia Indeika, aparte de tener volumen, quiere ser la empresa más eficiente y tener la mayor calidad del mercado. Y eso lo hemos conseguido con el equipo humano que han desplazado Procavi y Grupo Fuertes”. Destaca y agradece el apoyo de Álvaro Ruano, ingeniero y su mano derecha, que “ha sido el alma de nuestro proyecto”, y de los más de 50 técnicos de Procavi desplazados para poner el proyecto al 100% de funcionamiento. Y pone un ejemplo: para una fábrica de piensos exactamente igual a la que Grupo Fuertes ha construido, ellos han necesitado 23 personas mientras que una instalación igual en Rusia emplea a cerca de 200. La razón de esta diferencia radica, por un lado, en que la ley estipula el mínimo de empleados necesario por tipología de empresa y, por
otro, que las capacidades productivas del personal son todavía ineficientes. 

interior-rusia-2

«Entrar en el mercado no es fácil. Hacerlo de la mano de un socio local es la clave. Y es precisamente lo que ha hecho Grupo Fuertes aliándose con el grupo Cherkizovo, lo que ha allanado mucho el terreno.

Por otro lado, y según su experiencia durante estos años, a los rusos les ha costado mucho trabajo amoldarse a la cultura de empresa, porque son dos mentalidades y dos formas de trabajar muy distintas. A pesar de ello, incide en que desde el principio han contado con todo el apoyo y confianza por su parte y que ahora todos los proyectos van solos: tanto en la incubadora como en la fábrica de piensos ya no hay ningún español. 

 En las relaciones profesionales, Joaquín Jiménez explica que los rusos son muy respetuosos. Una de las cosas que más le chocó cuando empezó a trabajar con ellos es que se dan la mano cada vez que se ven; si se cruzan 5 veces al día, 5 veces que se dan la mano; si hay una reunión todos se dan la mano y si se incorpora alguien nuevo, otra vez. “Yo no estoy acostumbrado y se me
hace pesadísimo”. Explica que en la fábrica, como hay unas normas de calidad muy exigente, al final tuvieron que prohibirlo porque luego había que volver a desinfectarse las manos. 

¿OPORTUNIDADES PARA LAS EMPRESAS ESPAÑOLAS? 

La Federación Rusa constituye un mercado potencial de más de 140 millones de consumidores. No obstante, la presencia española en el mercado ruso ha sido limitada. Según las estadísticas de las aduanas rusas de 2016, la cuota de mercado española sería del 1,3%, siendo el noveno suministrador comunitario de Rusia. 

Según el Icex, desde 2006 hasta 2012 las exportaciones españolas habían presentado un comportamiento muy dinámico, con tasas de crecimiento anual de hasta el 30%, pero estos últimos 5 años no han parado de reducirse, con una caída acumulada del 45,3%. Principalmente ha impactado la prohibición impuesta por Rusia a la importación de fruta, verdura, pescados y carnes frescos procedentes de la UE, en respuesta a las sanciones aplicadas a Rusia por el bloque comunitario. No obstante, 2017 parece que arroja datos positivos, ya que en el periodo de enero a septiembre las exportaciones han crecido un 21,4%. 

Joaquín Jiménez considera que la exportación a Rusia es complicada y recomienda crear una empresa en el país. En su opinión, hay mucho por hacer y muchas oportunidades porque la administración está apoyando mucho al tejido empresarial y dando grandes facilidades: por ejemplo, alquilan una parcela totalmente urbanizada a 50 años por muy poco dinero. Además, señala que hay mucha menos competencia que en Europa. 

interior-rusia-3

La empresa de Tamboskaia Indeika está ubicada en la región de Tambov, situada a orillas del río Tsna, a 480 km de Moscú. El proyecto ha impactado positivamente en el empleo de la zona con la creación de más de 1.000 puestos de trabajo directos y 5.000 indirectos en la región.

UN VIAJE QUE CONTINÚA… 

Para Joaquín Jiménez la experiencia que está viviendo en Rusia “no tiene precio; es un regalo”. En su opinión, formar parte de la familia de Grupo Fuertes le hace estar más cerca de España aunque le separen kilómetros de distancia. Sobre el futuro… A este granadino le gusta vivir el presente, trabajar incansablemente por superarse a sí mismo y conseguir los mejores resultados para la empresa y, sobre todo, disfrutar del momento –en el ámbito profesional, siempre, y en el personal cuando puede desconectar, esquiando. A España, familia y amigos siempre los echa de menos y por eso intenta visitarlos dos o tres veces al año. Pero su hogar –de momento- está entre semana en Lípetsk y en la empresa de Tamboskaia Indeika, y en Riga, con su mujer y su hija, los fines de semana y vacaciones.

VER VISTA PREVIA DEL ARTíCULO
Ver prólogo

SECTORES Y ÁREAS

TDN
TDN Área