Analizamos las conclusiones de la Jornada Presente y Futuro de la Distribución a Hostelería en España

El modelo actual de reparto a hostelería es insostenible a largo plazo. Por una parte, los hosteleros reclaman un cambio de cultura por parte de los distribuidores, pues si cada día han de recibir a varios repartidores y comerciales, ¿dónde está el tiempo para hacer su trabajo? Quieren reducir tiempos y optimizar el sistema. Por otra parte, los ayuntamientos de las grandes ciudades están poniendo en marcha restricciones para reducir las emisiones y conseguir ser más inteligentes y eficientes siguiendo el modelo de smart city, pero esto en muchas ocasiones genera problemas con la realidad del sector logístico.

AECOC se ha reunido con (poner el número de asistentes a la jornada) responsables de compañías B2B hosteleras y distribuidoras para analizar estas y otras problemáticas durante la Jornada Presente y Futuro de la Distribución en Hostelería, y estas son las conclusiones que hemos extraído entre todos:

Del gas natural a las tecnologías eléctricas

La incertidumbre sobre las normativas que en un futuro próximo se van a aplicar para la entrada de vehículos en las ciudades en España, y las normativas sobre emisiones, están provocando cierta inquietud, y que los usuarios no quieran renovar las flotas por miedo a que los vehículos queden obsoletos en poco tiempo. Esto nos lleva a una pregunta… ¿Cuántos años tardaremos en ver realmente implantados los nuevos combustibles en el transporte de mercancías?¿Bajará el precio por kilómetro?¿Desplazará la tecnología eléctrica al gas natural en los próximos 10 años?¿Tenemos que ponernos las pilas o aún hay tiempo para adaptarnos?

Tras analizarlo en con Gonzalo Ramajo, Especialista en transporte en Deloitte, ya hay algunas predicciones que podemos tener en cuenta:

Antes de 2030 comenzaremos a ver avances en la conducción autónoma para coches y transporte ligero de mercancías en las ciudades. Esto nos va a llevar hacia un transporte mucho más económico por kilómetro, puesto que los conductores podrán combinar la conducción con otras tareas y optimizar gastos.

Para transporte pesado, aún quedan muchos años para que la conducción autónoma sea una realidad. Y seguramente hasta el 2050 no veremos la llegada de las tecnologías eléctricas para camiones de gran carga. De momento, y tras ver cómo los biocombustibles no aportan soluciones reales, la apuesta ganadora para este tipo de vehículos es el gas natural.

Sin embargo, para el transporte ligero, la energía eléctrica ya comienza a ser rentable para muchas empresas, incluso sin ayudas del estado. De todas maneras, en Deloitte insisten en que es improbable que la tecnología eléctrica para camiones llegue a ser tan madura como en los coches hasta 2030.

La optimización del transporte en el canal Horeca

“El 76% de los directivos encuestados accedería a tener un hub si la última milla la hiciese una tercera empresa neutral”. Este dato aportado por Patricia Fernández de Arroyabe, Responsable Canal Horeca AECOC, pone sobre la mesa uno de los temas de actualidad que más polariza al sector hostelero.

Marc Nicolás, Responsable de Distribución Urbana de Mercancías AECOC nos explica lo siguiente: “La distribución vía hub puede tener diversas ventajas logísticas como es una reducción de los km recorridos o una reducción de las paradas. Por el contrario, la gran dificultad de implantar hubs es el modelo de gestión; para muchas empresas su ventaja competitiva es la capilaridad. Además, se pone en duda quién debería realizar esa gestión y responder por los demás a niveles de servicio”.

Desarrollo sostenible en la distribución de Horeca

Desde Conway nos han explicado su idea para dar respuesta a una de las demandas más comunes de sus clientes: concentrar todas las entregas fuera del horario comercial para que sus trabajadores no tengan que interrumpir sus tareas para recoger pedidos. Así fue cómo apostaron por la entrega nocturna de mercancías, un proyecto que en su prueba inicial les dio muy buenos resultados, pero que aún tiene ciertas limitaciones. El principal reto sigue siendo el ruido de los motores de un camión refrigerado que, en ciertas zonas no puede acceder por lo que no es posible hacer extensivo el servicio a cualquier zona. Por otro lado, exige la contratación de dos repartidores de camión que, añadido al coste de nocturnidad supone un incremento de los costes que hay que valorar.

En Coseral han apostado por un proyecto para cuidar la salud de sus repartidores llamado “Planta Calle”. Consiste en informar y proponer soluciones a sus clientes para evitar los repartos en altillos y sótanos. Teniendo en cuenta que la edad media de los repartidores es de 50 años, la iniciativa no solo es necesaria sino que además ayuda a prestigiar la tan necesaria labor de este colectivo. Además, han conseguido reducir en 15 minutos el tiempo de descarga de cada carretilla.

Y por último merece la pena conocer las innovaciones tecnológicas que están implantando desde Qualianza, la distribuidora de Calidad Pascual. Su objetivo es cambiar el rol de sus comerciales: quieren reducir el tiempo que dedican a la preventa, pues son tareas que aportan poco valor añadido, y destinar ese espacio a desarrollar el mercado. Para ello han creado una plataforma B2B que, ayudada por inteligencia artificial y bots, analiza y personaliza los pedidos para no perder la competitividad comercial. También han creado un CRM que propone a los comerciales ampliaciones de gama, y con el que han mejorado un 30% sus resultados.

Algunos puntos negros del sector…. y 6 propuestas para solucionarlos

Según datos de AECOC, solo el 50% de los camiones tienen software para optimizar la ruta, lo cual causaría un 20% ahorro en combustible. Los tiempos de entrega siguen siendo altos, especialmente cuando intentamos resolver urgencias, donde normalmente se pierde no solo tiempo, sino también dinero.

¿Qué soluciones debería implantar ya el sector? Aquí van las propuestas de AECOC:

  1. Instalar la pre-reserva de zonas de carga y descarga.
  2. Crear un Google Maps profesional que identifique calles donde puedes o no entrar dependiendo de las especificaciones de tu camión. 
  3. Tracking pedido: que el hostelero pueda ver donde está el repartidor y cuánto tarda en llegar.
  4. Demanda predictiva: aplicar el big data a los pedidos.
  5. Matching cartas: analizar las cartas de cada local para ver que los comerciales puedan ampliar la oferta que ofrecen.
  6. Inteligencia Artificial para identificar aparcamientos libres y mejorar el tráfico.

Estas son algunas de las tecnologías que podrían solucionar gran parte de los problemas que se encuentran muchas empresas al repartir sus mercancías. Ahora tendremos que esperar a comprobar si llegan antes de 2030 o tendremos que esperar a 2050 para que sean una realidad.

Vamos hacia ciudades más sensorizadas y conectadas, donde el uso de la IA mejorará significativamente movimientos y procesos. Ya existen pilotos que demuestran que el uso de semáforos inteligentes reduce un 40% el tiempo en las ciudades, pero también un 26% las emisiones. Se estima que el 30% del parqué automovilístico de una ciudad se destina a la búsqueda de aparcamiento. Disponer de sistemas más inteligentes para mejorar este proceso reduciría los tiempos de circulación, así como el tráfico y las emisiones.

VER VISTA PREVIA DEL ARTíCULO
Ver prólogo

SECTORES Y ÁREAS

Logística y transporte
Logística y transporte Área