Han pasado 30 meses desde el referéndum sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea y las posturas sobre un Brexit ‘duro’ o ‘blando’ han marcado la agenda política europea. Dos años y medio durante los cuales la situación para las empresas en vez de clarificarse se ha ido complicando más si cabe. Las dudas son muchas: ¿Cómo va afectar a las exportaciones? ¿Y a los permisos de trabajo? La incertidumbre es patente. A continuación, recogemos las opiniones de algunas empresas al respecto y cómo están viviendo este momento histórico.

Joan-Mir

JOAN MIR, DIRECTOR GENERAL DE ANECOOP

Frutas y hortalizas, las grandes afectadas

  • Peso del mercado británico. Reino Unido se sitúa dentro del top 10 de países a los que exportamos productos, moviéndonos en torno a las 30.000-40.000 toneladas anuales. En el ejercicio 2014-2015 fue el cuarto destino de nuestras exportaciones con algo más de 40.000 toneladas, en 2015-2016 el quinto con unas 37.000 toneladas y en el pasado ejercicio se situó en la sexta posición con unas 32.000 toneladas.
  • A la expectativa. Estamos expectantes y evitando hacer especulaciones sobre las medidas que se impondrían en caso de un Brexit “duro”, algo que, si bien es natural, resulta prematuro. Nosotros confiamos en el buen posicionamiento de nuestra red comercial y logística en el país. El Grupo Anecoop cuenta con una filial bien consolidada en Reino Unido (FESA UK), y estamos preparados para asumir los retos que surjan con el apoyo de nuestros socios productores y la profesionalidad de nuestros equipos de trabajo.
Javier-Iones

JAVIER FERNANDEZ HIDALGO, CONSEJERO DELEGADO DE RESTAURANTES HISPANIA Y VICEPRESIDENTE DE LA CÁMARA DE COMERCIO DE ESPAÑA EN EL REINO UNIDO

Libre circulación de personas y productos, la clave

  • Un proceso incierto. Ante la falta de concreción sobre el acuerdo final es muy difícil diseñar un plan de contingencia. En el caso de nuestro negocio, restaurantes y catering Hispania, nuestra actividad hasta la fecha ha sido normal y no hemos notado un descenso en el volumen de trabajo y ventas. No obstante, el momento se vive con incertidumbre. Nadie sabe que va a ocurrir realmente.
  • Los retos de las empresas. Las empresas que como Hispania dependen en gran medida de personal español y proveedores españoles tienen ante sí dos retos fundamentales: la libre circulación de personas y trabajadores y la libre circulación de productos. Es esencial que en el futuro acuerdo que se apruebe entre el Reino Unido y la Unión Europa se mantenga una contratación de personal fácil y poco burocrática, aunque entendemos que por fuerza será aun más restringida. No obstante, dentro de lo malo, hay que ser optimistas, aunque sin duda los primeros tiempos de transición serán muy complicados. Si Reino Unido se ve afectado negativamente por este acuerdo, y se tiene una perspectiva clara de esta situación, esperemos que el Gobierno tenga la cintura suficiente para intentar cambiar el rumbo y solicitar nuevos acuerdos. Pero si el periodo se alarga dejará en serias dificultades a las empresas dependientes de los dos parámetros que comentaba.
Eva-Chamb

EVA PRADA, SPAIN DIRECTOR DE LA BRITISH CHAMBER

Las empresas británicas ante el Brexit

  • Gran preocupación. Las empresas socias de la Cámara de Comercio Británica muestran un creciente desconcierto y preocupación a dos meses para que el Brexit sea una realidad, en especial ante la posibilidad de que no se llegue a un acuerdo entre ambas partes. Lo que buscan nuestras empresas es seguridad jurídica y económica para poder tomar decisiones a futuro; no quieren que haya cambios bruscos que repercutan en sus cuentas de resultados. Un 90% de las empresas asociadas respetan la decisión soberana del pueblo británico, pero no la comparten. Un Brexit duro causará enormes dificultades para las empresas británicas y españolas y un impacto negativo en la economía de ambos países. Los británicos a favor del Brexit votaron para “recuperar el control”, como decía su campaña política, no para “sobrevivir” con una economía más empobrecida.
  • Los retos que vienen.El incremento de costes a causa del establecimiento de aranceles a las exportaciones, los retrasos en el paso de los productos por la frontera, la imposibilidad de prestación de servicios profesionales en la UE, el impacto en los flujos de talento y la pérdida de los beneficios de los acuerdos que los países de la UE tienen con terceros países. Todo ello está causando ya la relocalización de empresas británicas en otros países debido al poco tiempo que queda para que las empresas puedan prepararse.
  • Un mensaje.Las empresas españolas deben asesorarse para los diferentes posibles escenarios y contar con planes de contingencia. Compartimos su preocupación y esperamos que haya una solución de última hora que no limite la enorme actividad comercial y de inversión que hay entre los dos países. No hay que olvidar que el comercio bilateral entre España y Reino Unido alcanza los 60.000 millones de euros y que el país británico es el principal inversor europeo en España, como ha reflejado nuestro último barómetro, manteniendo más de 187.000 puestos de trabajo.
Cristina-Forner

CRISTINA FORNER, PRESIDENTA DE BODEGAS MARQUÉS DE CÁCERES

Situación impredecible

  • Reino Unido, destino clave. Si consideramos la cifra total de las exportaciones de vinos de Rioja a Reino Unido a noviembre 2018, según el Consejo Regulador de la DO, y lo comparamos con los mismos periodos de años anteriores, podemos observar el crecimiento continuo de los vinos jóvenes (tintos, blancos y rosados) que representan entre la mayor cuota de las expediciones con un 52,44% en 2015, 54,30% en 2016, 60,87% en 2017 y 61,25% en 2018. El precio medio de salida de un Rioja de cualquier de estas calidades ha ido oscilando entre 2 y 2,25 euros la botella desde el 2015
  • Foco en la calidad. La vocación de nuestra bodega siempre se centró en la producción de vinos tintos de calidad crianza, reserva y gran reserva y, por lo tanto, nuestras exportaciones de vinos jóvenes blanco, rosado y tinto (en nuestro caso se trata de un vino de autor) representan globalmente una tercera parte del total de nuestras expediciones desde 2015. Al aplicar rigurosos criterios cualitativos en la producción de nuestros vinos criados no buscamos competir con precios agresivos, sino más bien con un posicionamiento de calidad y prestigio.
    En este contexto, nuestras exportaciones a Reino Unido representan el 5% del total que exportamos a los 120 países donde estamos presentes. En la situación actual, nuestra política comercial sigue defendiendo el valor añadido y el posicionamiento de marca en Reino Unido.
  • Qué cabe esperar? Es difícil predecir la evolución del mercado con el Brexit, y más especialmente cuando se observa una desaceleración en la Eurozona. Reino Unido presenta muchas incertidumbres para los exportadores que sufren la caída de la libra, cierto inmovilismo de los operadores o inversores que esperan mayor concreción del futuro marco de actuación. Tanto exportadores como importadores están en la expectativa de la evolución de sus negocios.
    Conviene mencionar también que los duties (impuestos sobre los vinos) han subido a 2,23 GBP (libras esterlinas) por botella, lo que grava de forma significativa todas las importaciones de vino a ese mercado.
    Pero como siempre, existen oportunidades: confiamos mucho en que los vinos de calidad de Rioja vuelvan a consolidar los valores de su DO exportando mayormente vinos de prestigio, gran motor comercial de su reconocimiento internacional.
VER VISTA PREVIA DEL ARTíCULO
Ver prólogo

SECTORES Y ÁREAS

C84
C84 Área